lunes, mayo 06, 2013

Un agujero con la mente alrededor



Siempre pensé

Que en el juego del yo-yo

Se divierte solo uno

De los dos

Sin embargo

Respondiendo a mi pedido

Una señora de muy buenos modales

Trae un cuaderno que dice en la portada

"Tengo un agujero con la mente alrededor"

Yo la miro perplejo:

- ¿O prefiere uno con la Barbie?

Al salir

Una nada pasa salticando

Mientras otro girasol se abre

Dando inicio así

A una gran danza de conejos (en cuadrillas)

Por el entero cuadrado del campo



Ideas viejas:

Una milonga o pericón "nacional" se bailan

En un trigal recién trillado

Callino, Archiloco, Ippareote, Alceo, Minereno y Anacreonte

Los nombres adoptados por la Fiat

Para su nueva línea de vehículos pesados

- ¿Muy pesados?

- Nuevas marcas de Tractor...

- ¡Ja!¡Ja!

A nadie se le ocurriría...



Después de todo, el desdén

No es otra cosa que el modo más benigno

E indulgente, de la hostilidad:

¡Ánimo, luzca el orgullo la obra del trabajo!

Viejas ideas

Que como los vinos preciosos

Tienen el poder de no conocer sus límites

Y van de desespero en desespero...



Aquí se trata

(Sobre muchas incrédulas miras)

De hacer un agujero:

La misma mirada apunta

¡No puedes cerrar los ojos!

Pues un largo camino hubo

Entre su corazón y mi alma

(Y sigue sembrado de trampas)



Desde afuera se ve mejor:

Yo lloro

Mientras sigo leyendo lo que escribo

Mi trabajo es infinito...

¿Tendrá alguna oportunidad (un cualquier amor)

De venir a plantarse como planta de crecer

En el "entre" (medio) de los dos?

¿Una plantita que siempre apunte al sol?



En ese su-ponerse en re-lación a un otro

(Que es ya parte de un lindo enriedo)

¿Se pone el girasol?

¿Se re-ubican los anteojos?

¿La entera plantación?

¿O acaso "su casita del hornero", en otra horqueta del amor?



Aunque haya cantado el mar

Mis pies están bien enterrados en la tierra abierta

Donde pasaba el agua

(No tiene que ver con la Academia

Y tampoco mucho con la vida)

Quien crea un Arte-facto compensa de algún modo

"Lo no vivido"

Con cada sonoro giro, de la espiral de un cuaderno

(Mis lágrimas descartables vuelan hacia el basurero)



¡Puttana!

¡Puttana!

(La maestra)

Por delante el mundo, no faltará...

¡Mirad! ¡Mirad el campo!

¡Cuánto verde por detrás!

Más atrás aún:

Una entera laguna y el juncal

Los nidales de patos, teros, gallaretas...

¡Si hasta los biguaces hacen un nido!

(Cuando el pasto se hace salado

El caballo, cada tanto, no encuentra piso, y recula)



¡Ay, de la bandada profunda!

¡Helicoidal(mente) envolvente!

Es como si un arado hiciera surcos

En un cielo (ya de por sí)

Corrugado

Lo que en definitiva nos cobija

Es nuestro estar desamparados

"Una rosa sin porqué"

(¡Uija-rioja-aijí-joijé!)



Empero

Esta relación entre dos vaciados

Debería tener (¿por qué no?) su respiro

"Su largo aliento"

Una especie de aire (alrededor)

Y luego sembrar la piedra

El fundamento:

Sobre las aguas excavadas

Toda hondura se abre, al entero lago

Del corazón

(O a esa fritura vasta

De la materia)



Un día, una voluntad de hierro

Ajena a todo desencanto

Arrasará el aire y llegará a vosotros

Los buscará en sus guaridas

Les pondrá su mira en la frente

No cerrará los ojos

(Es la belleza la que a veces opaca, o impide,

La transparencia)











Una lepido-sirena en mi pesadilla

Me comía entonces lentamente por el culo

¿Su audacia?

Introducir todo el rimero en la ranura

(Fina, rosada, estrecha)

Toda la remembranza / Todo el imaginario de uno

En el fruncir del otro

(La cabeza entorchada por las llamas)

Hasta la aborrecible enfermedad del abrazo

(Encendido)

Y la arcada



Y bajo el Arco

Como una flecha lanzada contra Bora y Marea

Los hombres y mujeres de mi generación

(Valientes de la chuza

Y con la lanza)

Que habiéndose batido hasta ayer por sus muertos

Aún están dispuestos

En este virtual último asalto

A talar de un tajo el arto necrosado

A poner el cuerpo vivo

En un último "cuerpo a cuerpo"



A adornar la catapulta

(El artefacto)

Con las banderas de Callino/Archiloco

Alceo/Bagual/Calelián/Catriel/Calfucurá

Calfiao/Pincén

Molfinqueupú

Nauculeo/Namuncurà

Epumer y Baigorrita...


-¡Larga vida a Baigorrita, carajo!


Y en el frenesí del trazo, cortar la tarde

Armar la bronca

Morir-matando

Ser cada uno de esos hombres y mujeres de mi patria

Cada soplo, y cada pormenor...


Hay una crispación de nervios

Que anticipa todo tiempo venturoso,

Tenso como la cuerda de un arco

Veo la luz de tu voz:

"Ebria de ausencia, la vida es vasta

Agua parpadeante"

Su temblor se acentúa

Con el temblor de los cobardes



(De la "Ira de los Elementos"

Tal vez debería reirme)

Pero debo aún arrastrar el cadáver

De quien me ha venido arrastrando...

Hasta el borde del embudo o buco

Que no se abisma

(Del agujero en ciernes)

De la precisa y preciosa Mira

Que no quiere, todavía, abrir sus ojos...



¿Un animal forzado a seguir amando?

¿A vivir para la muerte?

Contento de seguir envejeciendo

Envejecer este poco más aún...

Hasta casi no poder arrastrarlo

(La Lepido Sirena Paradoxa seguirá haciendo lentamente su trabajo)

Saturado de alabanzas y podrido en formas, me maravillo:

Sea ya por su naturaleza / Haya sido por el huerto

(Por el orto, por el muerto)

¡Toda juventud que ríe es invencible!


Texto: Eduardo Magoo Nico

Ilustraciones: Archivo del autor