martes, enero 24, 2006

De capricho

Todo dicho y nada sabido
Ningún peor encuentro que la inteligencia
Acercándose a la calidez
Y eras la Noche, tan severa en aspectos
En que ví mi camino
Noche iluminante:
“Veo el Verbo
Descender desde lo alto
Como pequeños objetos luminosos
Que caen desde el cielo
(Bombas de fósforo buenas)
Así caen sobre la sagrada mesa del ágape
(Sobre mi cuerpo)
Tus palabras
Y yo las aferro con la mano
Una a una”
Es la sangre el manifiesto de la luz
(De otro modo invisible)
Es el espacio que abre su fulgor
Inicialmente blanco como la leche (del cosmos)
Que comienza a colorarse, en el abanico del espectro:
A soplos
Los aromas son parte de las vibraciones más sutiles
Aleteo de nalgas de ninfa cuellituerta
Dicen los sabiondos
(Qué no dicen)
Todo dicho y nada sabido
“Lo que sólo es Inteligencia no debe curiosear el Latido”
Es esa cinta que ciñe (ese lazo)
Ananke
Y su tortura de ser tanta
Y no poder aceptar caricias
Es la desventura mayor
Esta es la fiesta:
Seis manos sobre el piano
Que improvisan una danza descompuesta
Ella entonces (la que en el teatrito de su melodrama)
Aplaude toda caricia
(Que él le convida o le codicia)
Sería incansable en caricias
Pero sólo amandoamada
Sin alguna perplejidad
Ella es lo que la realidad ama: la Perfección
Más que el sexo, su escándalo es la Literatura
El teatro de pose de la mente que toda ninfa promueve
En cada fluir de aguas, en cada fuente
Allí, donde alguna blanca bombachita
Siga flameando de capricho en la canilla
Como banderín (de Lola que te cura o) de remate
“El control nace del hombre”
Algún Don Fedro lo habrá ya dicho
(Fumigaciones varias)
Vorágines, vertiginosos torbellinos
Vomitorio
Vacuidad
Hay un drama general
Que trasciende el de cada sujeto
El soplo redime todo lo que está disperso
A una conciencia
Purificándola de todos aquellos elementos
Que generan angustia
Es el azaar de tu saliva
El filtro de amor
(La Garúa)
¿Apolo o Afrodita quién nos guía?
Fatalidad y fatuidad de los encuentros
(De tu teatro de pose a mi teatro de revistas)
Cuando la mente era un espacio abierto
Vasto
Indefendible (sujeto a tantas invasiones)
Los dioses realizaban sus primeras correrías por el mundo
En cada rapto y en cada metamorfosis
Una nueva adquisición de conciencia
El primer ser al cual Apolo habló en la tierra fue una Ninfa
Todo lo que de ellos (los dioses) venga desde entonces
Será siempre asociado a una “calamidad”
(Aquello que se repite como Posesión en el rito
Es culto de recepción del Otro)
Tu primer sangre y mi primer esperma:
Hoy es la fiesta

No hay comentarios.: