viernes, agosto 31, 2012

Nicarco resucitado



Un cuerpo es un cuerpo

Y un resucitado es siempre un muerto

Que hayan pasado tres días o veinte siglos, da lo mismo

No hay nada en que pensar


¡Ah! ¡Cómo me gustaba teorizar sobre el mundo!

Tenía grandes ambiciones:

Solemos mentirnos más a nosotros mismos

Que a todos los demás...


-Tendríamos que empequeñecernos si queremos seguir siendo tantos...


-Está apareciendo una fibrilación cardíaca, probablemente la que lo mató.

-Ahora vuelve a su ritmo cardíaco normal.

-Está vivo, anunció Roxi al doctor.

-Dentro de poco recuperará la conciencia.

-Parece que ya hubiera superado el proceso de resurrección...

-A veces me pregunto si no sería más preciso, y más laico, llamarlo "renacimiento".

-¡Ésto va muy rápido, Doc!


(Yo estudiaba el rostro, descarnado, oscuro y rugoso

De rasgos mediterráneos

El cambio que se estaba produciendo en su piel era enorme

Los ojos se abrieron repentinamente

Su expresión era tranquila

Había muerto sin odio ni resentimiento,

Sin miedo...

Las pupilas comenzaron a moverse,

Recuperaron el brillo y la profundidad de los recién nacidos)


-¿Un sueño?

-Una especie de bosque frío.

-¿Nada más?

-Recuerdo también una presencia muy disgustosa,

que fue tatuando en mí todo aquello que desapruebo.

-"Dies Irae".


-Tendríamos que empequeñecernos, si queremos seguir siendo tantos...

-Ser más pequeños... tal vez tengas razón, George.


-¡Hola! ¡Hola! ¡Bienvenido a casa! Tuvo un desmayo, nada importante.

-¿Tú eres Roxi verdad?

-¿Cómo lo sabe?

-En realidad, no lo sé.

-Pues lo siento mucho por usted (que no cesará de sorprenderse) pero esta Roxi que está viendo y que casualmente se llama Roxi, debe informarle que tiene una larga tarea por delante...

-¡Ah, sí!

-Tendrá que vivir de nuevo toda su vida hasta la infancia, y finalmente, volver al útero materno.

-¿Y es obligatorio, digo, lo del útero?

-No hay "optional", según parece. Al menos, eso dicen los sabiondos...

-¡Ah!

-¿Y yo quién cuernos era en mi vida anterior?

-Lo siento, bebé, pero eso nosotros no podemos saberlo...

-¡Uy! ¡Ahora recuerdo algo! Estuve hablando con un viejo tortugo de las Galápagos, antes de terminar de despertarme, me dijo que lo llamaban George...

-¿Hablaba con "el solitario George"? Le diré que eso apareció en los diarios en estos días: "el último de su especie". Hará una semana que murió, tal vez más...

-¿Y no lo resucitan? ¡Joder! ¡Que loco es todo esto! Era tan simpático y cachondo el Georgie, me mataba de risa con sus historias. ¿No es un pecado dejar en el limbo a un personaje semejante?

-Yo no tomo decisiones al respecto...

-¡Ajá! Pues a mi me gustaría hablar contigo también de otros argumentos. ¿A qué hora te liberas de este pésimo film de horror?

-Ese no es un asunto suyo.

-¡Podría invitarte a tomar algo por ahí, por ejemplo! Bueno, en realidad, ahora que lo pienso, no tengo un peso en el bolsillo, pero dejaría que me invitaras tú, por esta única vez... ¡Está bueno esto de renacer, me siento lleno de energías!

-¡Pues usted no va a moverse de esa cama por unos cuantos días! ¡Como mínimo hasta que acabemos con todos los estudios que tenemos que hacerle, mi estimado señor X! ¡Eso se lo garantizo yo!

-Me llamo Nicarco.

-¿Y cómo lo sabe?

-Acaba de aparecerme en la conciencia, como un globito que se abre: ¡Pluf!

-¿Que explota?

-Que explota muy suavemente, como una bombita de jabón. ¿Porqué no me tuteas?

-Pues te diré que a mi me rebotan tus burbujitas, te llames como te llames. Aquí: Ni-carcomes, ni comes, ni cagas. Que te quede bien claro, no eres más que una momia recién resucitada, y además un insolente...

-¡Pluf! ¡Pluf! ¡Pluf! ¡Pero no por mucho tiempo! ¿Eh?

-Eso lo dirá el Doctor...

-¡Ha! El Doctor. ¡Se trata del Doctor! ¡Je!¡Je!

-¿Eras así de imbécil también en tu vida anterior?

-"Diofante il magro, che morir volea,

A una tela di ragno s’appendea."

-¿Y éso?

-Éso lo escribí yo, en una lápida.

-Además poeta, el renacuajo. ¿Y en la tuya, había algo más que tu nombre?

-Mi amiga Sulpicia ha puesto, escucha bien:

"Éste viviendo era Nicarco,

Ahora muerto

Su prestancia no me aparece menor

Que la de Darío El Grande"

-¡Ay! Todos los viejos son mentirosos, pobrecitos... Ya aprenderás a decir la verdad cuando seas más joven.


"tanto desnudo:

tantotantotanto

cae como este sol

por tu espalda

para refugiarse

en el centro

de una esponja

color celeste"


(Parece que se ha dormido finalmente... Es tiempo de tomar un café).


Texto: Eduardo Magoo Nico
Ilustración: Figura de un vaso ático (Douris 500-490 AC) que representa al dios griego Comus o Komus en una serie de cabriolas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ah meschino, è duro pensare alla morte se mai in realtà si è nati!
E poi, atroce verità, la poesia è dei vivi: che siano POETI fruitori o scrittori,vissuti nel passato, nel presente o nel futuro; ma appartengono tutti alla VITA ---->