domingo, diciembre 09, 2007

Es un buen final


No la sigamos
Los datos de la encuesta
Lo develan ante nuestros ojos:
No hay vida más allá de la creencia
La teología es el tema, el único, de la sexualidad

He sido tan incapaz de vivir en la obediencia (por debajo)
Como de gozar de la “grandeur”
(Recordar que es el poder a medias el que corrompe)
Una concha-gruta de Lourdes
Con arriba las estrellas de la Unión Europea
Y en el clítoris, el rostro sacrosanto de mamá
Mi título: “Héroe de dos mundos y libertador”
Una mezcla de San Martin y Garibaldi
¿Capito? Es así como deben recordarme
Estatua ecuestre en Plaza Italia del Libertador con su hija
A caballo, como corresponde

Darse una aliviada después de todo
Nos haría bien a los dos:
Permitirnos la amistad...
Y de paso darnos una vuelta por Callino
Archiloco, Alceo, Mimnermo y Anacreonte
(Imposibille aprire il sito)
Insistí, dále, dále querubin, tratá de hacerte hombre
Metete un cacho de Nicarco, Nicómaco, Nicoria y Nicastro
Mientras aiga
No vaya a ser que se te corte
(El placer que hay en la cosa que no está)

Ningún amor se va del mundo, sin dejar su huella
Ves, los muertos no descansan nunca
Viajan por el mar como gaviotas...
¡Ah! Barba adorable
Pelambre inspiradora
Cualquier cabra vieja, con tu barba
Podría ser Platón

Está claro que nunca te abriste de nosotros
Y que como buen matungo, siempre diste la cara
Podrías aparecer en un segundo plano, montando tu burrito...
(Si al menos frotaras con fuerza las palabras, hasta dar calor)
¿La corrosión del viento y de la lluvia?
Impotente
Este monumento sobrevivirá al metal
Muchos pedazos de mí
Muchos pedazos, eludirán el funeral
Cuando el Pontífice y la Chica Silenciosa
Recorran el nuevo Capitolio
Se hablará de mí
¡Ciñe por su propia voluntad, mis cabellos, el laurel!

¿Amor, amor, todavía muerdes?
Ella repasa indiferente los labios de la herida
Seduce por lo que será, cuando se abra
Ensanche hacia los yermos unánimes del íntimo
En las dos lenguas...
Parece que Unamuno dijo:
¿El italiano?
Un español sin huesos

Foto: Alejandro Gargiulo (Pihué)
Texto: Eduardo Magoo Nico

No hay comentarios.: