lunes, septiembre 21, 2015

Instituto Pedo-Colombófilo




La luz

Como un jugo brillante de pomelo

Se derramó sobre los rostros...

Aquellos días acabaron por desbordarse

Unos sobre otros

No hubo escapatoria

La blanca palomita

Se habría por primera vez

A la tierna indiferencia del mundo

Sería una escritora

A la cual el autor de "Los cuentos de la selva"

Daría este libro autografiado:

"¡Los indios!"
 


Hace tres días

Que una pequeña mariposa

Me tiene compañia...

Todavía logro controlar mis instintos asesinos

La escritura me delata:

... El perro que se la monta, los perritos, los cimarrones

los hijos adoptivos, los trapitos, los negros ...

Ya ves, te quiero aùn

(Los puros, sin embargo, envidiamos a todo aventurero sus desbordes...)
 
 
Texto y foto: Eduardo Magoo Nico.
 

No hay comentarios.: